martes, 19 de septiembre de 2017

Una visión creativa de la discapacidad granadahoy.com

TRIBUNA ECONÓMICA


GUMERSINDO RUIZ

Una ley andaluza de los derechos y atención a las personas con discapacidad es una buena manera de mostrar un compromiso con las 720.000 personas reconocidas con un grado de discapacidad igual o mayor al 33 por ciento en Andalucía. La ley aprobada por el Parlamento avanza desde el ámbito de la atención médica a la integración social plena, lo que desde hace tiempo es la tendencia sobre discapacidades. Tal vez el trabajo más sensible en este sentido sea el de Unicef: "Informe mundial sobre la discapacidad", donde prácticamente nada se deja fuera: diversidad de discapacidades y medida de las mismas; condiciones de salud para cada tipo de discapacidad y rehabilitación; cómo afecta en distintas edades de la vida; servicios y asistencia; accesibilidad y barreras; vivienda; integración educativa; empleo y falsas creencias sobre las capacidades de los discapacitados. Y, por supuesto, medios económicos para llevar a cabo las acciones que se proponen.
Hay, sin embargo, un aspecto que no se destaca en la ley, ni tampoco en las críticas que se han hecho a la misma. En el prólogo al informe de la Unicef, el profesor Stephen Hawking dice que el apoyo público ha hecho posible que pudiera, pese a su enfermedad motriz neuronal, vivir con cierta independencia; pero no habría logrado ser una figura en el campo de la astrofísica teórica, sin los desarrollos tecnológicos en sintetizadores del habla aplicados a su discapacidad. Estas palabras de Hawking me recuerdan la actitud de mis amigos de la Organización Nacional de Ciegos, con los que tuve ocasión de trabajar muy estrechamente, y que dedicaban una atención especial a impulsar la aplicación de las tecnologías a la discapacidad.
Haber Girma, la primera mujer ciega y sorda graduada en la escuela de derecho de Harvard, da un paso más, y nos enseña que los discapacitados son personas que tienen que vencer muchas dificultades, y eso les obliga a ser creativos. Hoy las barreras a eliminar no son sólo físicas sino de información y comunicación, y la investigación aplicada a soluciones nace del propio impulso de los discapacitados. La lección de Haber Girma, que tuvo además la barrera de ser una mujer hija de inmigrantes de Eritrea en Estados Unidos, es rechazar que la discapacidad sea una carga social o laboral, poniendo de relieve su potencial creativo. Es el punto que Oliver Sacks mantenía en uno de sus libros -no recuerdo bien en cuál de ellos-, que contando con recursos, en un entorno social sensible, y según de qué discapacidad se tratara, había una creatividad a descubrir, que podía convertirse en algo muy positivo para las familias.
Hay una enorme tarea que hacer en el desarrollo reglamentario de nuestra ley. Problemas como el empleo de discapacitados forman parte del general de España, que al tener una de las tasas más bajas de empleo respecto a la población activa, hace que la tasa de discapacitados empleados sea también de las más bajas del mundo. Pero con todas las restricciones económicas y presupuestarias, si se lograra cambiar la actitud hacia las personas con discapacidad en nuestras empresas, podría convertirse en un potencial productivo e innovador insospechado.

El bosque reencontrado granadahoy.com

CÉSAR REQUESÉNS

Tan sólo traspasar la Puerta de las Granadas te sientes transportado no sólo a la naturaleza, sino más lejos aún

Recorrí el bosque de la Alhambra este domingo pasado, de vuelta de hacer unos miles de kilómetros por ahí fuera, saturado ya de tanta novedad y deseoso de descubrir lo que siempre nos aguarda en casa. Y, cómo no, de nuevo la Alhambra desvelando novedad a pesar de lo ya reconocidísima que la tenemos pero inagotable en su mágica capacidad de generar conocimiento y más, y más.
Fue un paseo de esos de tarde de domingo pero esta vez en compañía de un buen conocedor de lo natural que tan lejos he tenido siempre, yo que soy urbanita desde la cuna y que el campo solo lo conozco, como todos los de ciudad, desde la mística bucólica engañosa que nos hace ver una armonía en lo que los de allí ven lo más normal. Y así, pude al fin ver hojas de acanto, que las conocía en la piedra del capitel corintio, pero no en el original; o el tejo, esa umbrosa planta que todo lo subsume en el misterio de su frondoso tronco; y helechos, y plátanos, y los alisos junto al riachuelo y, en fin, la riqueza inagotable de un bosque único, antesala de la Alhambra, un espacio en el que purificarse y respirar antes de contemplar la maravilla y allí, ya sí, poder meditar.
La Puerta de las Granadas es frontera física y sensorial con la ciudad. Tan sólo traspasarla te sientes transportado no sólo a la naturaleza sino más lejos aún, un efecto que, según supe por las explicaciones de Juan Daniel, ambientólogo del que espero saber mucho más, no es tan casual al ser las especies que pueblan la colina muy distintas de las habituales por estos sures, como esos olmos que tan tristemente fueron talados cuando la plaga, o esos fresnos o, entre un sinnúmero de una riqueza natural apabullante, el almez, este si de por aquí, que busca el sol en las alturas hasta convertirse en todo un gigante.
Hace falta salir para volver con ojos limpios. Y descubrir. Este otoño será más natural, que anda uno cansado de la inútil balumba que todo lo impregna y lo amarga. Y para descansar, nada como estos baños de bosque y puesta de sol para reencontrar la calma, y pasear, y gustarse de que el tiempo todo lo arregla en su cíclico rebrotar, como el azafrán que vimos o la madreselva que, ya de bajada, distinguimos cómo brotaba por sobre un muro, incontenible, desbordada, como esta vida que nos sobrepasa de tanto ahora.

Granada suma nuevos aliados en su 'batalla' por la Capitalidad Cultural granadahoy.com

Juan Pablo Durán trabajará para que la cámara andaluza apoye la candidatura que diseña la ciudad

Durán y Cuenca mantuvieron ayer un encuentro institucional en el Ayuntamiento. JAVIER ALGARRA

La carrera por ser Capital Cultural Europea va a ser larga -hasta 2031 todavía quedan 14 años-, pero no por ello puedo uno dormirse en los laureles. Granada tiene que ir construyendo su candidatura con debates y grandes proyectos, pero también con apoyos incondicionales. Y eso es precisamente lo que sumó ayer tras la visita del presidente del Parlamento Andaluz, Juan Pablo Durán, que ofreció su colaboración institucional para propiciar la unidad en la cámara en torno a la candidatura. "Pediremos a los grupos parlamentarios que apoyen esta iniciativa, para que juntos nos sumemos a esta propuesta y la hagamos nuestra", dijo Durán.
Tras su encuentro institucional con el alcalde de Granada, Paco Cuenca, el presidente del Parlamento andaluz recordó que hace años Córdoba y Málaga también optaron a esta Capitalidad para el año 2016, aunque no tuvieron éxito, y se mostró convencido de que la "experiencia" acumulada en ese proyecto servirá a la ciudad de la Alhambra en su objetivo. "El que Granada sea la única ciudad andaluza que haya decidido dar este paso, significa que todos los andaluces deberíamos estar detrás de ese anhelo y nos sumemos a este proyecto", añadió. El respaldo de todos los grupos políticos en el ámbito municipal, y de los alcaldes de la provincia, así como el apoyo recabado en otros regidores de la comunidad autónoma fueron destacados por el presidente del Parlamento andaluz, quien subrayó que promoverá el apoyo de los grupos parlamentarios en este "proyecto de Andalucía".
El alcalde, por su parte, agradeció a Durán su compromiso con Granada e insistió en la necesidad de llegar a "un consenso de voluntades para situar a nuestra ciudad en un modelo de desarrollo sostenible ligado a la gestión cultural y para hacer de Granada el referente cultural del Sur de Europa". Además, Cuenca defendió la candidatura porque situaría a la ciudad "en el primer plano mundial de un desarrollo fundamentado en la cultura".

Los vehículos eléctricos cogen la 'avanzadilla' de la ciudad sostenible granadahoy.com

  • Cervezas Alhambra presenta su flota de coches 100% eléctricos
  • El objetivo, ser la empresa cervecera con menor huella ecológica
Eduardo Sánchez, Raquel Ruz y Miguel Ángel Miguel ayer en la presentación. G. H.

Resulta difícil que los ciudadanos se apunten a los modelos de transporte sostenible si las administraciones, que deben dar ejemplo, continúan utilizando vehículos contaminantes. Conscientes de esta realidad, el equipo de gobierno socialista del Ayuntamiento de Granada se ha puesto como objetivo aumentar el 25% de la flota de vehículos no contaminantes en un plazo no superior a tres años. Pero además, tal y como avanzó ayer la concejal de Movilidad, Raquel Ruz, la ciudad va a facilitar el uso de estos vehículos a los granadinos con la puesta en servicio de 31 nuevos puntos de recarga para vehículos eléctricos en distintos espacios de la ciudad y en los aparcamientos públicos que operan con concesión administrativa. Por el momento, la capital cuenta con 12 vehículos eléctricos, 25 híbridos y 3 de gas licuado. El objetivo es que pronto sean muchos más. La concejal hizo estas declaraciones en la presentación de la nueva flota comercial de vehículos eléctricos de Mahou San Miguel al que pertenece Cervezas Alhambra. "Seguimos la tendencia europea de implantar vehículos eléctricos pero no sÓlo dentro de la administración sino también fomentando que empresas privadas implanten medidas de este tipo en su flota de vehículos comerciales", detalló Ruz que avanzó que en un futuro quienes utilicen esta tecnología contarán con beneficios fiscales y de accesos por el centro. De esta forma, Granada desea avanzar hacia la reducción de la contaminación y por tanto de la calidad de vida de los vecinos.
En el acto también estuvieron presentes el director general de la Unidad de Negocio de Servicios Logísticos de Mahou San Miguel, Miguel Ángel Miguel, y el responsable de flotas eléctricas de Nissan, Eduardo Sánchez. La nueva flota eléctrica de la compañía cervecera permitirá que el equipo comercial de Aldimer proporcione sus servicios a cero emisiones gracias a estos diez vehículos del modelo Nissan LEAF, que caracterizados por un tono gris futurista, ya circulan por las calles de Granada.
En su intervención, Miguel Ángel Miguel explicó que el plan de movilidad de la compañía no solo engloba estos vehículos 100% eléctricos. Mahou San Miguel cuenta con un Plan de Transporte que promueve el empleo de alternativas sostenibles para desplazarse al trabajo como el transporte público a través de ayudas económicas, equipamiento para el uso de bici o el coche compartido. "El objetivo es ser la empresa andaluza con una menor huella ambiental del sector cervecero en 2020", destacó Miguel Ángel Miguel. Además, el grupo también brinda planes de sensibilización para concienciar a los profesionales que trabajan en la empresa. Este "gran reto de futuro" fue anunciado ayer por el responsable coincidiendo con la celebración de la Semana Europea de la Movilidad.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Siete cosas que nadie me contó sobre trabajar desde casa elhuffingtonpost

No son todo ventajas.


PEXELS
Ahora que estoy sentada escribiendo mi primer post sobre las cosas que nadie me contó sobre trabajar desde casa, tengo que confesar algo. En primer lugar, que llevo la misma ropa que me puse anoche para dormir. Me he vuelto a poner el pijama después de ducharme. En segundo lugar, que tengo tantos proyectos inacabados en mente que pido disculpas de antemano si empiezo a desvariar. Por último, que mi compañera de trabajo, Allison Janney, está allá al fondo en silencio, así que tengo unos cuantos minutos para centrarme en escribir esto.
Hace ya diez años que trabajo desde casa y, cuando se lo digo a la gente, suelen darme una de las siguientes dos respuestas:
1) ¿En serio? ¡Debe de ser una pasada!
2) ¿Cómo demonios se consigue un trabajo así?
Aunque trabajar desde casa ya es algo normal para mí, sigue siendo un desafío cada día. Hay un montón de cosas de las que ojalá hubiera sido PLENAMENTE consciente antes de aceptar mi primer trabajo desde casa. ¿Con cuántas de estas te sientes identificado?

1. Rutina... Eso no existe

Prácticamente todos los libros de autoayuda te dicen que la rutina es la solución para que una persona consiga organizarse y hacer de una puñetera vez lo que tiene pendiente. Pero ¿dónde está la rutina cuando te pasas la semana entera en el mismo sitio, durmiendo tan cerca de donde trabajas y reuniéndote en cafeterías porque hacerlo en casa es poco profesional? Así que no, no puede haber rutina.

2. No tienes que "prepararte" para ir a trabajar

Cuando un día no hay ninguna reunión, lo más probable es que no me "prepare" para ir al trabajo. Lo normal es que me ponga una sudadera o simplemente el pijama, con el pelo hecho un ovillo y sin maquillaje. No merece la pena molestarme. Además, me cuesta segundos salir de la cama y encender el portátil. Y por eso mi ropa profesional de la universidad sigue colgada sin usar en el armario y llevo pantalones vaqueros cuando me visto.

3. Las tareas domésticas son el demonio

Cuando muchos de mis amigos con trabajos tradicionales tienen la ocasión de trabajar desde casa por un día, suelen decir que han hecho un montón de tareas domésticas que tenían pendientes. Me explican con orgullo lo mucho que les ha cundido ese día en casa. Sin embargo, cuando trabajar desde casa es la tónica habitual de todos los días, esas mismas tareas domésticas se convierten en un demonio que te distrae del trabajo. Oigo que la ropa sucia, desde la rebosante bolsa en la que se acumula, me llama a gritos; la vajilla, limpia o sucia, también reclama mi atención. No hay ningún lugar en el que pueda esconderme de sus incesantes reclamos. Y, aunque hable con mi marido de aumentar nuestra familia de dos miembros, no tengo ni idea, literalmente, de cómo puede trabajar una persona con hijos desde casa. Las interrupciones, distracciones y la falta de privacidad dinamitarían mi capacidad de trabajo.
PEXELS/BZNDR ® B.V. THE NETHERLANDS

4. Los compañeros de trabajo no son iguales

El silencio es ensordecedor y trabajar desde casa te aísla del mundo. Echo de menos la energía de los lugares de trabajo tradicionales. Actividad, ruido y conversaciones alrededor. Algunas personas se ponen música. A mí me gusta hablar durante mi jornada laboral, así que hago maratones de Netflix. Se ha convertido en mi compañero de trabajo. Y sí, le hablo a la tele a veces. Así evito volverme loca.

5. No tengo ayuda

Al trabajar desde casa para una empresa o para un particular, no tengo ningún sistema de asistencia. Soy mi propia asistencia, asesoramiento profesional y administración (y la mayor parte del tiempo no tengo ni idea de lo que hago). También implica que no tengo a nadie para intercambiar ideas o debatir, así que, en cierto modo, siento que me quedo rezagada en lo que a crecimiento profesional se refiere en comparación con mis antiguos compañeros de clase.

6. Es difícil sentir motivación personal

Algunos días me siento muy motivada y otros nada. Cuando trabajas en una oficina, al menos tienes que levantarte y arreglarte para ir allí. Sería muy extraño que pudieras pasarte el día entero mirando la pantalla del ordenador sin hacer nada. En casa, en cambio, los días en los que te falta la motivación son los más difíciles de afrontar. Son los días en los que las distracciones causan estragos, los días en los que la disciplina es el único as en la manga.

7. No existe el equilibrio entre la vida laboral y la personal

Mi portátil y mi iPhone van siempre conmigo. No puedo ir a ninguna parte sin llevar encima, como mínimo, uno de los dos. Da igual si es una noche, un fin de semana, un día laboral... La frontera se difumina, sobre todo cuando mi marido llega tarde a casa y no tengo a nadie que me diga que es hora de apartar la vista de la pantalla.
Me he acabado dando cuenta de que, para lograr algo de ese equilibrio, tengo que salir de casa y rodearme de gente, olvidarme de las tareas domésticas y conversar con seres humanos.
Por todas las razones que he expuesto, por todas las que se me ha olvidado mencionar y para lograr algo de paz en mi mente, llevo un tiempo buscando alguna comunidad laboral a la que unirme para crecer personal y profesionalmente, hacer contactos, adaptarme a una rutina y concentrarme para poder, de una puñetera vez, acabar lo que tengo pendiente. Como no encontraba una comunidad sólida, uní fuerzas con mi mejor amiga para crearla nosotras mismas: Haven Collective.

La revolución del cerebro granadahoy.com

El neurocientífico Idriss Aberkane propone en su libro 'Libera tu cerebro' un uso "ergonómico" de la mente

Idriss Aberkane, autor de 'Libera tu cerebro'. JULIEN FAURE

Idriss Aberkane nació y creció en un barrio de la periferia de París. En el colegio público al que iba no aprendió tantas matemáticas como lo hizo con los videojuegos; en ellos vio una excelente fuente de aprendizaje y aún piensa que hay que aprender jugando. Hoy, con 31 años, tiene tres doctorados -uno en neurociencia-, es columnista en Le Point, consejero científico en la misión SeaOrbiter y embajador del Campus Digital de la Unesco. Acaba de publicar un libro, Libera tu cerebro, en el que insta a la sociedad a utilizar su mente de la manera más ergonómica. Habla de educación, aprendizaje, conocimiento y límites. El libro ha agitado las ventas del mercado francés, y en poco más de seis meses ha vendido más de 200.000 ejemplares y los derechos se han vendido a más de diez lenguas.
Aberkane dice que se está gestando una revolución, la del cerebro. "las ha habido en la ciencia, en la política o en la religión; ahora toca la que nos brinda la neurociencia: la liberación del cerebro". Y eso promueve, con citas, ejemplos y estudios que demuestran que no sabemos usar bien nuestro cerebro, que nos hemos acomodado, conformado y que debemos liberarlo para hacerlo flexible, potente, para convertir nuestro cerebro en el de un superhéroe. "Toda revolución, política, filosófica o científica pasa por tres etapas: primero se considera ridículo, luego peligroso y por último evidente, algo que ya dijeron Schopenhauer y Gandhi", dice Aberkane.
ABERKANE APUESTA POR OLVIDAR ESQUEMAS Y JUGAR, ARRIESGAR Y HUIR DEL CONFORMISMO
Partimos de una misma base: un genio o un prodigio -palabras de las que Idriss dice que abusamos- tienen las mismas neuronas que nosotros, la diferencia radica en su uso, en las conexiones que construyen una manera de pensar. "No utilizamos bien el cerebro, no lo utilizamos de manera ergonómica. Es fácil entender cómo esos prodigios de las matemáticas hacen esas operaciones de cálculo tan complejas en apenas unos segundos. Hay que imaginar que esta botella es un problema matemático y hay que cogerla, y la mano es nuestro cerebro. Tú y yo nos enfrentamos al problema de cogerla con el meñique, obviamente no es el método adecuado; sin embargo, ellos la cogen con toda la mano, por eso les resulta fácil. Lo vemos claro cuando se trata de algo físico; sin embargo, cuando lo hacemos con nuestro cerebro no lo vemos. Cuando la humanidad descubrió la palanca, la polea o la máquina de vapor el mundo se transformó. Sucedió lo mismo cuando se inventó la escritura, la imprenta o internet. Si aplicamos una palanca a nuestra vida física, el mundo se transforma. Si aplicamos una palanca a nuestra vida mental, el mundo se transforma aún más".
Aberkane pretende romper los esquemas del pensamiento, la manera de abrazar el aprendizaje, de entender el conocimiento. "Se trata de abrir la mano y utilizar la totalidad de los dedos, de confiar en lo posible y saber que disponemos de las neuronas para lograrlo. Sólo necesitamos que se conecten de la manera que hemos olvidado hacerlo. Tenemos que liberar la mente, olvidando esquemas, amando el conocimiento, promoviendo una inteligencia colectiva y creyendo en todo lo que está más allá de nuestros límites". Juega, arriesga y huye del conformismo. "He escrito este libro por una sola razón: que todo el mundo, en el momento que sea, pueda citarlo, igual que se cita una constitución, para recordar sus derechos fundamentales, para poder afirmar solemnemente: 'Mi cerebro es sagrado, mis nervios son sagrados; no son mis nervios los que tienen que servir a tu sistema, sino tu sistema el que tiene que servir a mis nervios".
Gran parte del libro está dedicada a la escuela, que el autor cuestiona y critica. Seguidor de la corriente que iniciara Ken Robinson con su discurso de La escuela mata la creatividad, Aberkane considera inaudito que los cerebros humanos se hayan tenido que adaptar a la escuela, a un modelo industrial que únicamente conviene a la economía y esclaviza nuestra mente. "Para los neurocientíficos el cerebro es un conjunto de órganos de una complejidad maravillosa y aún inexplorada, y es tan negligente meterlo en una escuela como lo sería meter un teleobjetivo de dos mil euros en una caja de verduras", afirma en su libro. "¿Cómo se explica que tanta gente en el mundo deteste algo tan estimulante y jugoso en lo intelectual como las matemáticas? (...) Es un crimen contra la consciencia humana que se transmitan de una forma que por fuerza excluye a los alumnos, y más grave aún es considerar esta actitud virtuosa, (...) no hay nada de útil ni de ilustre en convertirlas en un club de élite".
Aprender a pensar y amar el conocimiento nos hará únicos, libres. Según Aberkane la presión de los pares es otro de los grandes escollos hacia la libertad de nuestra mente. "Estamos condicionados a pensar así, la presión del grupo que piensa igual. La relación con ellos tiende a limitarnos en nuestra vida mental, porque nuestro cerebro prefiere la conformidad a la verdad".

Contenidos educativos y libros de texto granhadahoy.com

TRIBUNA


ANTONIO MONTERO ALCAIDE
Inspector de Educación

La configuración de los contenidos educativos, tanto en el Estado como en las administraciones, tiene que ver con la diversidad de los libros de texto

Contenidos educativos y libros de texto ROSEL
Revisar la naturaleza de los contenidos educativos, conocer las distintas formas o características de los libros de texto e, incluso, debatir sobre la gratuidad de los mismos darían argumento para el análisis, pero será cuestión de aplicarlo, sin perder ese marco, a la diversidad de libros de texto, para una misma área o materia, en función de los contenidos que establecen las distintas administraciones educativas en España.
¿Qué son y cómo se establecen los contenidos educativos que incluyen los libros de texto? Puesto que el Pacto de Estado Social y Político por la Educación -al que parece haberse conferido naturaleza jurídica mediante un real decreto-ley de medidas urgentes para la ampliación del calendario de implantación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce, 2013)- todavía no ha dado forma a acuerdos o documentos que adelanten la revisión o los cambios en el sistema educativo, tras la publicación de esa última ley orgánica que lo regula, deben tenerse por contenidos el conjunto de "conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes que contribuyen al logro de los objetivos de cada enseñanza y etapa educativa y a la adquisición de competencias". Así lo establece la Lomce al determinar, con el currículo, "la regulación de los elementos que determinan los procesos de enseñanza y aprendizaje para cada una de las enseñanzas" del sistema educativo.
Una primera consideración, por tanto, es apreciable: conciernen a los contenidos no solo los conocimientos, sino asimismo las habilidades, destrezas y actitudes. De modo que los libros de texto, como recurso didáctico generalmente utilizado en los centros, han de tratar estas últimas en parecida forma que a los conocimientos. Sobre todo, mediante la adecuación de las actividades y de las tareas didácticas que proponen. Todavía más si, como se afirma, los contenidos han de contribuir al logro de las competencias y estas tienen que ver con "las capacidades para aplicar de forma integrada los contenidos propios de cada enseñanza y etapa educativa, con el fin de lograr la realización adecuada de actividades y la resolución eficaz de problemas complejos". Y no debe obviarse la referencia a otro elemento destacado del currículo, los estándares de aprendizaje, ya que "concretan lo que el estudiante debe saber, comprender y saber hacer en cada asignatura".
El currículo básico, del que forman parte los contenidos, se establece en función del tipo de asignaturas y corresponde al Gobierno determinar tales contenidos del bloque de las asignaturas troncales, mientras que las administraciones educativas lo hacen en el caso de las asignaturas específicas y de las de libre configuración autonómica, circunstancia que puede explicar, entre otras, la razón de la diversidad de los contenidos en estas últimas asignaturas. Como, asimismo, otro aspecto de la elaboración de los contenidos relacionados con las asignaturas troncales: el Gobierno sólo los establece para el último curso -o, en su caso, el único- en que se imparte un área o materia, por lo que las administraciones educativas distribuyen de diferente modo los contenidos en los distintos cursos de las etapas.
Esta configuración del currículo de las áreas o materias modifica la anterior naturaleza de las "enseñanzas mínimas" -referidas, entre otros aspectos del currículo, a los contenidos- que para cada uno de los cursos de las etapas establecía el Gobierno, si bien, cabía a las administraciones educativas determinar los contenidos de las enseñanzas en su ámbito de competencia, incluyendo los fijados en las enseñanzas mínimas. Luego, razones hay para llegar a la diversidad de los libros de texto de una misma área o materia a partir del desarrollo del currículo adoptado por las distintas administraciones educativas.
Si esta es una causa principal -y al Pacto podría ocupar la definición de conocimientos básicos imprescindibles, sostenidos por su propia naturaleza en el acuerdo y el consenso-, otra debe apuntarse también: los desajustes del currículo de las enseñanzas que establecen las administraciones educativas, mucho más allá de la competencia de complementar los contenidos de las asignaturas troncales formulados por el Gobierno. En tal sentido, conviene recordar que la Alta Inspección educativa, en el ejercicio de las funciones atribuidas al Estado, tiene la competencia de "comprobar la inclusión de los aspectos básicos del currículo dentro de los currículos respectivos y que estos se cursan de acuerdo con el ordenamiento estatal correspondiente".
Contenidos educativos y libros de texto, por tanto, a la vez necesitados de las que debieran ser bondades -escepticismo aparte- del Pacto.