viernes, 15 de diciembre de 2017

La NASA descubre el Kepler-90, el sistema solar más parecido al de la Tierra elhuffingtonpost

Por primera ha utilizado algoritmos de Google.


a agencia espacial estadounidense (NASA) ha anunciado este jueves el descubrimiento de un sistema solar llamado Kepler-90 que se compone de ocho planetas, como el nuestro, y que se agrupan a una distancia similar a la de los planetas vecinos a la Tierra.

El descubrimiento se ha llevado a cabo gracias a la tecnología de la NASA y su telescopio Kepler, junto a inteligencia artificial proporcionada en colaboración con Google.
El hallazgo se ha producido de la mano de los investigadores Christopher Shallue y Andrew Vanderburg, quienes entrenaron a un ordenador con inteligencia artificial para aprender cómo identificar exoplanetas en las lecturas de luz registradas por Kepler: un minúsculo cambio en el brillo capturado cuando un planeta pasaba o transitaba frente a una estrella.
Inspirada por la forma en que las neuronas se conectan en el cerebro humano, esta "red neuronal" artificial identificó a través de los datos de Kepler las señales de tránsito débiles de un octavo planeta que orbita alrededor de Kepler-90, en la constelación de Draco.
Cerca de un 30% más grande que la Tierra, el Kepler-90i, como se ha denominado a este octavo planeta, está tan cerca de su estrella que su temperatura superficial promedio se cree que excede los 425 grados centígrados, similar a Mercurio.
El planeta más externo del sistema es el denominado Kepler-90h, el cual orbita a una distancia de su estrella parecida a la que separa a la Tierra del Sol.
Ambos investigadores han compartido la experiencia en un blog compartido en la web de Google. "Procedimos a examinar las 670 estrellas que ya conocíamos que albergaban dos o más exoplanetas. Esta tarea nos permitió descubrir dos nuevos planetas: Kepler 80g y Kepler 90i. En especial, podemos destacar que Kepler 90i es el octavo planeta descubierto que gira alrededor de la estrella Kepler 90, convirtiéndolo en el primer sistema solar conocido de ocho planetas fuera del nuestro", explican.
Según escriben, el nuevo planeta "es un 30% más grande que la Tierra, y tiene una temperatura en la superficie de, aproximadamente, - 426°C". Además, señalan que tarda "14 días en realizar una órbita completa alrededor de su estrella" y lo explican con de forma más cercana: "Lo que significa celebrarías allí tu cumpleaños cada dos semanas".
"El sistema de estrella Kepler-90 es como una mini versión de nuestro sistema solar. Tienes planetas pequeños adentro y grandes planetas afuera, pero todo está agrupado mucho más cerca", abunda Vanderburg, posdoctorado de la prestigiosa beca Sagan de la NASA y astrónomo de la Universidad de Texas en Austin.
Shallue, un ingeniero de software que trabaja con el equipo de investigación de Google Artificial Intelligence, tuvo la idea de aplicar una red neuronal a los datos de Kepler. Se interesó en el descubrimiento de exoplanetas después de descubrir que la Astronomía, al igual que otras ramas de la ciencia, se está inundando rápidamente de datos a medida que avanza la tecnología para la recolección de los mismos desde el espacio. "En mi tiempo libre, comencé a buscar en Google 'encontrar exoplanetas con grandes conjuntos de datos' y descubrí la misión Kepler y el enorme conjunto de datos disponibles", señaló Shallue.
Por su parte, el director de la División de Astrofísica de la NASA, Paul Hertz, se congratuló del trabajo colaborativo con el gigante tecnológico. "Tal como esperábamos, hay descubrimientos emocionantes acechando en nuestros datos archivados de Kepler, esperando la herramienta o la tecnología adecuada para desenterrarlos", indicó. "Este hallazgo muestra que nuestros datos serán un tesoro disponible para los investigadores innovadores en los próximos años", agregó.
Los autores del descubrimiento terminan su blog con esperanza de cara al futuro: "Pensamos que nuevas ideas y técnicas con esta tecnología pueden ayudar a impulsar los descubrimientos intergalácticos en los próximos años. ¡Hacia el infinito y más allá!".

Dar-al Horra se abre a la ciencia granadahoy.com

El palacio enclavado en el corazón del Albaicín suma desde ayer un atractivo más para su visita: una interesante y cuidada muestra sobre los saberes científicos en Al-Ándalus

1. 3, 5, 6. La exposición, que se inauguró ayer, contiene instrumentos de astronomía, maquetas de arquitectura, o tratados. 2. la muestra suma a los atractivos de los fondos que se exhiben el del lugar. 3. La comisaria explica los contenidos de la misma.
Pocas joyas hay más hermosas y a la vez menos conocidas en Granada que el Palacio de Dar al-Horra. En pleno corazón del Albaicín, rodeado de restos de murallas, es un trozo de Alhambra encastrado en las calles del Albaicín. Ubicado en el Callejón de las Monjas, junto al Convento de Santa Isabel la Real, "es un pedazo de paraíso perdido entre calles enrevesadas y esquinas en penumbra", en palabras del periodista Jesús Arias. Además de su belleza arquitectónica y mística, ahora hay un motivo más para regresar a la última residencia de Aixa, la esposa del sultán Muley Haccen, ambos padres de Boabdil: la cuidada exposición La ciencia en Al-Ándalus.

La muestra, que reúne más de 50 piezas de los fondos propios de la Fundación El Legado Andalusí, se centra en el periodo en el que llegaron los conocimientos científicos procedentes de Oriente y desde aquí partieron hacía tierras europeas. Por esa razón, Al-Ándalus estuvo a la cabeza de la ciencia y muchos saberes clásicos se reintrodujeron en Occidente a través de las traducciones árabes.
Ese periodo de esplendor científico que comprende de los siglos VIII al XV y que contó con figuras como el cirujano cordobés al-Zaharawi, el astrónomo toledano Azarquiel, el geógrafo ceutí al-Idrisi o el agrónomo malagueño Ibn al Baytar, es el que aparece sintetizado en las tres plantas de Dar al-Horra.

La muestra, en castellano y en inglés, tiene un importante componente didáctico. Está articulada por áreas divididas por estancias del Palacio. Así se exhiben y explican herramientas de astronomía, geografía, navegación, ingenios mecánicos, arquitectura, medicina, agronomía, hidráulica y música. El recorrido se completa con una visita al huerto-jardín y a un área de talleres educativos.
En la planta baja, en la antigua capilla del Convento de Santa Isabel, el visitante puede acceder a una colección de minuciosas réplicas de cuadrantes, astrolabios de diversa procedencia, ecuatorios, clepsidras de agua, de mercurio y el reloj de candela de Alfonso X el Sabio.
En la sala contigua puede verse la sección de arquitectura, que fue una de las disciplinas más destacadas de la cultura andalusí. Entre los elementos exhibidos se encuentran una reproducción de una yesería policromada de la Alhambra, piezas relacionadas con la carpintería de tradición hispano-musulmana, de alicatado, azulejos de cuerda seca y una maqueta mudéjar.
En la segunda planta puede contemplarse un apartado dedicado a ingenios mecánicos en el que el visitante admirará una réplica del reloj elefante de al-Yazari.
Y en el rincón dedicado a la medicina, se muestra al público un tratado médico del cordobés al-Zarahwi. Como curiosidad, hay que señalar que gracias a las fuentes escritas se ha descubierto que practicaban todo tipo de intervenciones, como operaciones de cataratas y traqueotomías.
En las vitrinas dedicadas a la música hay instrumentos relacionados con las melodías andalusíes como el rabab y el quanum.
Además, en el itinerario también pueden contemplarse varias maquetas del curioso y complejo sistema hidráulico de la Alhambra. Y con el marco del pequeño huerto y bello jardín de Dar al-Horra, el visitante también tiene la oportunidad de conocer en primera persona el mundo del agua, la agricultura, los olores, sabores y fragancias típicas nazarís, con plantas como arrayán, orégano, rosa, azahar o hierbabuena.

El horario de visita de la muestra, fruto de la línea de trabajo de El Legado Andalusí con el Patronato de la Alhambra e incluída en el circuito de la Dobal de Oro, es de 10:00 a 17:00 horas. El director del Patronato, Reynaldo Fernández, informó ayer en el acto de presentación de la colección, que también podrá visitarse gratis los domingos sin necesidad de reserva previa.

jueves, 14 de diciembre de 2017

El jamón ibérico, bueno para el corazón elhuffingtonpost

Una excusa más para comerlo.


KING144 VIA GETTY IMAGES
Un estudio realizado por la Unidad de Endotelio y Medicina Cardiometabólica del hospital Ramón y Cajal de Madrid demuestra que el consumo de jamón ibérico mejora la salud vascular en personas sanas, según recoge revista científica The Journal of Nutrition Health and Aging.
Esta investigación —dirigida por el profesor de Medicina de la Universidad de Alcalá de Henares y responsable de la Unidad de Endotelio, el doctor José Sabán— se realizó sobre una muestra de cien personas de entre 25 y 55 años, sin enfermedades cardiometabólicas.
Durante seis semanas, un grupo de la muestra siguió una dieta enriquecida con jamón ibérico, en una cantidad de 50 gramos al día, mientras el segundo grupo, de control, no realizó esta ingesta.
El consumo mejora el endotelio, que es la capa de células que recubre el interior de los vasos sanguíneos y su estado tiene relación directa con el grado de salud de las arterias. Estas mejoras tienen lugar tanto desde el punto de vista bioquímico como hemodinámico, señala la investigación.
Además, el estudio refleja que los efectos positivos del consumo de jamón permanecieron otras seis semanas tras suspender la ingesta del alimento. Esta memoria endotelial funciona como beneficio prolongado tras el final del trabajo, se añade.
La investigación también indica que el jamón ibérico puede ser introducido en la dieta sin ganar peso o incrementar los niveles de triglicéridos, al menos a corto plazo.
El doctor Sabán resalta el potencial que este trabajo tiene en el campo cardiometabólico y señala que podría beneficiar a fumadores, diabéticos, hipertensos, personas con colesterol elevado, pacientes del corazón o sujetos que han padecido un ictus, además de influir en el propio envejecimiento, de acuerdo con investigaciones llevadas a cabo en la Universidad de Baltimore (EEUU).
"Vivir más y mejor pasa por el cuidado del endotelio", subraya Sabán. El médico recalca en su estudio la importancia que tiene el endotelio no solo en las enfermedad cardiovascular, sino en el propio envejecimiento. "Si estos resultados del jamón ibérico los hubieran obtenido los americanos con la hamburguesa, los italianos con la pizza o los alemanes con las salchichas, la repercusión hubiera sido enorme", añade el doctor.
El estudio fue publicado hace un año en la versión online de la revista y ahora sale en su formato papel. "Este hecho le da una mayor repercusión a nivel internacional y supone un salto enorme para su difusión, divulgación y conocimiento", ha resaltado Sabán.

Carlos de Austria y el tiempo en sus manos elhuffingtonpost

HP
Los Austrias II. El tiempo en sus manos constituye la segunda entrega de una serie sobre la dinastía que gobernó los reinos hispánicos en el siglo XVI. En ella se narran los acontecimientos sucedidos entre 1519 y 1539, desde que Carlos de Austria es elegido emperador hasta la muerte de su esposa Isabel.
Son años cruciales en la Historia de España: estalla la revuelta de los comuneros en Castilla, que ofrecen el poder a Juan la Loca, que esta rechaza, y de las germanías en Valencia; se obliga a los mudéjares de la Corona de Aragón a la conversión obligatoria al cristianismo; conquistadores y descubridores como Hernán Cortés y Francisco Pizarro ganan imperios como el azteca y el inca; y Magallanes inicia la primera vuelta al mundo que culmina Juan Sebastián El Cano.
Junto a protagonistas como Carlos de Austria, Enrique VIII de Inglaterra o Francisco I de Francia, por estas páginas discurre la peripecia vital de la familia Losantos
En Europa se desata el conflicto de la Reforma protestante, que partirá a la Iglesia cristiana; estalla la guerra con Francia, decidida con la victoria en Pavía; y se acentúa el conflicto bélico con el Imperio otomano.
Esta novela aborda esos complejos tiempos, repletos de extraordinarios acontecimientos, tanto en los grandes episodios de la historia como en los aspectos de la vida íntima y cotidiana de los protagonistas.
Junto a protagonistas como Carlos de Austria, Enrique VIII de Inglaterra o Francisco I de Francia, por estas páginas discurre la peripecia vital de la familia Losantos, judíos conversos que representan a la gente anónima y sin voz de la época, los que tuvieron que convertirse al cristianismo y renunciar a sus creencias y a su religión para poder seguir viviendo en su país. El protagonista es ahora Pablo, hijo de Pedro Losantos, que lo fue en la anterior. Médico del monarca, contará con la protección de éste frente al peligro que constituye la Inquisición, pero la cercanía al poder lo obligará a pagar un precio de sometimiento. No son de menor importancia las mujeres de la familia Losantos, expertas en hierbas medicinales, un apoyo imprescindible para la medicina que practica Pablo Losantos.
Dueño de amplísimos dominios, Carlos pondrá en marcha una política de unificación religiosa en España y en Europa que levantará no pocos conflictos y problemas
Carlos de Austria se convierte en emperador; para gobernar sus enormes dominios, Carlos necesita de los préstamos de banqueros, como los Fugger, a cuyas manos van a parar buena parte del oro y la plata que llegan de América y que no bastan para cubrir los gastos de una máquina de gastar que devora todas las rentas.
No faltan las intensas intrigas palaciegas, desde la reclusión de la reina Juana la Loca, a la pugna por mantenerse en el poder de los consejeros del emperador; o las maquinaciones de los agentes del rey para comprar la voluntad de los siete grandes electores de Alemania. Dueño de amplísimos dominios, Carlos pondrá en marcha una política de unificación religiosa en España y en Europa que levantará no pocos conflictos y problemas.
En la novela ocupa un lugar destacado la relación amorosa de Carlos de Austria e Isabel de Portugal, que además de esposos eran también primos hermanos. Casados en Sevilla en 1526, vivieron una larga "luna de miel" en Granada, en los palacios de la Alhambra, donde vivirán unos meses de intensa pasión.
Carlos había tenido varias amantes e hijos naturales antes de casarse con su prima, y las tuvo después, pero durante los trece años que estuvieron casados no se le conoce relación amorosa extramatrimonial alguna, lo que ratifica el profundo enamoramiento que se desarrolló entre ellos desde el primer momento en el que se conocieron, apenas un par de horas antes de casarse.
La España del siglo XVI vivía ensimismada en una idea de Imperio, que la arrastró a una serie de gastos por encima de lo que su renta eran capaz de soportar
En los años en que transcurre esta novela, el mundo hace más grande con el descubrimiento de América y es circunnavegado. Carlos es el gran emperador, pero se siente extranjero en todos sus dominios, con varios frentes abiertos y metido en lleno en todos los grandes conflictos internacionales. Los Austrias conciben el poder como una extensión de la familia y lo supeditan a sus intereses de linaje.
"El tiempo en sus manos" es una alegoría de los nuevos conocimientos que en las primera mitad del siglo XVI cambiarán el concepto y la visión del mundo y del universo para siempre.
Un mundo no tan distinto al actual. Carlos de Austria fue un político ambicioso, que usó todas las armas a su alcance para lograr, mantener e incrementar su poder. En lo que se refiere a sus reinos hispanos tuvo que sofocar las revueltas de los comuneros en Castilla y la de los agermanados en Valencia. Quinientos años después, España sigue sin resolver su vertebración territorial. El País Vasco y Navarra con sus sistemas y sus haciendas forales y, sobre todo, Cataluña con su reivindicación independentista reviven viejos enfrentamientos, antiguas y atávicas tensiones y no pocos problemas.
La historia es, o debería ser, maestra de vida, y aunque no se repite, sí que hay situaciones que se parecen. La España del siglo XVI vivía ensimismada en una idea de Imperio, que la arrastró a una serie de gastos por encima de lo que su renta eran capaz de soportar, y los recursos económicos llegados de América se gastaron en guerras irresolubles y en oropeles fastuosos en vez de equilibrar las finanzas de un país cuyas clases populares se empobrecían. La España del siglo XXI no parece aprender de los enfrentamientos civiles del pasado. Debería hacerlo, y aprender de la historia de Carlos de Austria para no repetir errores similares.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

15 pequeños motivos por los que alegrarse de estar soltero elhuffingtonpost

En Navidades puedes pasar tu tiempo libre como te apetezca y con quien quieras. O mejor aún: puedes gastar tu dinero en lo que te dé la gana.


Estar soltero durante las Navidades tiene una ventaja liberadora: puedes pasar tu tiempo libre como te apetezca y con quien quieras. Algo aún mejor: puedes gastar tu dinero en lo que te dé la gana.
Teniendo en cuenta esto, la edición estadounidense del HuffPost se ha puesto en contacto con sus lectores y con varios blogueros para que compartan el motivo por el que se alegran de pasar las Navidades solteros. Estas han sido sus respuestas:
1. "Puedo viajar impulsivamente y sin preocuparme por nada. También puedo comer todo lo que me apetezca en chándal, con las gafas puestas, sin maquillarme y sin peinarme". ― Natalya Jones.
2. "Me gusta la sensación de hacer cosas por mi cuenta: comprarme mi propia casa, adoptar, vivir en Denver con lo caro que es... Y me encanta saber que todo esto lo estoy haciendo yo sola". ― Nadia S.
3. "Puedes tener aliento mañanero hasta la tarde". ― Kayla S.
4. "Estando soltero, puedo invertir toda mi atención y energía en mi carrera profesional, en cumplir mis sueños y en convertirme en la mejor versión de mí mismo". ― Angelo Caerlang.
5. "Estar soltera después de una década de matrimonio fue aterrador al principio, pero ahora me alegro. Muchas mujeres que se casan a los veintipico años jamás llegan a vivir la vida por su cuenta (y yo me incluyo). Ahora me he dado cuenta de lo valioso que es este tiempo. Puedo reordenarme las ideas, los sueños y las prioridades. Llevo la batuta de mi vida. La soltería te proporciona una autonomía que nada más es capaz de darte. ― Katie Mitchell.
6. "Tengo un alto grado de confianza en mí misma porque sé que lo que he conseguido en la vida lo he logrado por mi cuenta. Además, así no tengo que preocuparme de perder la mitad de mis cosas en un divorcio". ― Christi J.
7. "Estar soltera significa que puedes dejar de darle demasiadas vueltas a cómo hueles, cómo suenas o qué aspecto tienes. Puedes repantigarte cuando comes, secarte el pelo al aire, comer pan con ajo y emitir sonidos naturalmente provocados por el cuerpo sin que nadie te juzgue". ― Samantha Clark.
8. "Estoy siempre disponible cuando me necesito a mí misma. Nada de esperar a que se me presente otra persona. Puedo cubrirme mis propias espaldas las 24 horas del día los 7 días de la semana, y no hay nada mejor que eso". ― Dina Strada.
9. "¿Lo mejor? No tener que pasar el día haciendo cosas que no me gustan, como ir de tiendas o a Home Depot y esas cosas". ― Patrick R.
10. "Cada día es una nueva oportunidad de descubrir más sobre mí misma y entender qué es lo que quiero y necesito en la vida. Hasta que conozca a mi alma gemela, pienso disfrutar la aventura que es conocerme a mí misma, aunque tenga que besar antes unas cuantas ranas". ― Sonya Matejko.
11. "Tengo 65 años y estoy felizmente soltero. Mi casa está tal y como me gusta, como lo que me se me antoja, voy adonde quiero, veo las películas que me apetecen y nunca tengo que preocuparme por si he hecho algo mal". ― Ricky B.
12. "Me encanta la vida de soltera porque puedo salir de fiesta como si fuera 1999, sin remordimientos, sin tener que pedir disculpas y sin la presión de tener que cambiar mis planes para que participe también otra persona importante". ― Ezinne Ukoh
13. "Nunca me siento decepcionada si 'no me ha llamado". ― Nikolett S.
14. "Me gusta tener mi propio espacio. Si conociera a alguien más adelante, creo que me gustaría tener mi propia casa. Que él limpie lo suyo y yo me encargo de lo mío. Nos podríamos ver tres veces por semana". ― Fae M.
15. "Así puedo pasar mucho tiempo con mis mascotas sin que nadie se ponga celoso". ― Tintin M.

Lo que me gustaría que mi nuevo cuerpo de mamá enseñara a mi hija elhuffingtonpost

Dejad de dar la lata a las madres con su aspecto y entended que el cuerpo perfecto es aquel con el que te sientes bien, y no el que los demás esperan de ti.


KRISTINA HERNANDEZ VIA GETTY IMAGES

Voy a sacar un tema que seguro que te sonará, ya seas madre, padre o amiga de una madre, o amigo de una madre o... seas quien seas. Seas quien seas, seguro que has oído a una mujer quejarse de que, después del embarazo, su cuerpo (su "cuerpo de amor", que es como le llamamos en mi casa, somos así de ñoños) ha cambiado.
En los meses posteriores al nacimiento de mi tesoro, pude constatar hasta qué punto había cambiado el mío. A partir de ahí tenía un cuerpo nuevo, un cuerpo de madre.

Cosas buenas...

Mi pelo, que siempre había sido liso, ahora tiene una ondulación como si acabara de salir del agua con la tabla de surf bajo el brazo. Eso está guay.

Cosas menos buenas...

He perdido dos tallas de sujetador. ¡DOS TALLAS! Teniendo en cuenta que nunca me he planteado hacerme una operación estética (aunque nunca digas NUNCA), he dicho adiós a mi pecho. A partir de ahora me llamarán "frutos del bosque", pero bueno, no está mal.
Lo peor no es eso, sino el tamaño de mi cuerpo en general, al que al parecer le han dicho que tiene que almacenar todo lo que pueda, en caso de que otro bebé decida venir a robarle el pan de la boca. No encuentro otra explicación: mi cuerpo tiene miedo, así que trata de ocupar más espacio para que yo no lo olvide. Es comprensible, pobre.
Ya en serio, creo que mi cuerpo de madre es mi segundo cuerpo. Un cuerpo diferente al que tenía antes, ni mejor ni peor, pero tan distinto que he necesitado reapropiármelo.
Así que decidí que una talla más, de momento, me iría bien. Al mismo tiempo, me gustan los tacones y el pintalabios tanto como odio que nos impongan lo que es bonito y lo que no.

Y aunque tenga el pelo de la surfista, no tengo su cuerpo.

Pero tampoco hago los esfuerzos suficientes para tener ese cuerpo en cuestión... la verdad es que no, si soy sincera conmigo misma. No es justo engordar 12 kilos sólo por comer una hamburguesa de vez en cuando mientras que la vecina ha tenido 7 niños, se pasa el día comiendo patatas fritas y se enfunda fácilmente un vestido de la talla 36. Pero también es verdad que si quisiera ponerme el mismo vestido que ella y de la misma talla, podría. Lo sé porque antes podía. Pero a día de hoy, no. Para empezar porque no es mi talla "real", y luego porque para mantenerme en una 36 tendría que realizar unos esfuerzos que, sinceramente, me agota sólo de pensarlo.
Por tanto, a día de hoy, tengo mi propio cuerpo de mamá. Que también es mi cuerpo de mujer, de acuerdo. Y que es también un cuerpo que me hace feliz.
Si vamos más allá, diré que no voy a adelgazar porque no me gusta hacer abdominales y porque además me gustan las chocolatinas Kinder. Pero hay una razón más existencial: creo que hay que quererse como uno es y no obligarse a tener un cuerpo que no es el tuyo por principio.
Ese es el modelo que doy a mi hija. No veo por qué, si abogo abiertamente por la abolición de los estereotipos, tendría que ceñirme a una talla de bragas que ya no es la mía sólo porque, según la gente, es más bonito. Y la verdad es que yo no lo encuentro más bonito. Además, soy muy mal público para juzgar lo que es bello o no, porque tengo la manía de ver a todo el mundo guapo. Ya en serio: es muy raro que diga que alguien es feo. Siempre hay algo bonito en las personas que las hace bellas, es así.
Nos venden un cuerpo perfecto y somos las primeras en decir que joder, unos shorts vaqueros quedan mal si tienes una 42 y que usar una 46 es estar gorda.
Pero volviendo al tema, me parece importante enseñar a mi tesoro que es perfecta tal y como es. Y enseñarle que si, en un momento de su vida, trata de cambiar por complacer a los demás, no sólo se arriesga a no conseguirlo, sino además a ser muy infeliz. Es el caso de no pocas chicas que conozco y que se privan de un montón de cosas porque la sociedad les hace creer que los muslos delgados son mas bonitos que los anchos. Y los dos son cánones.
Nos venden un cuerpo perfecto y somos las primeras en decir que joder, unos shortsvaqueros quedan mal si tienes una 42 y que usar una 46 es estar gorda.
Pero hay un montón de tías que usan una 46 y que deslumbran a su paso.
En fin, les hacemos creer que están gordas, así que ellas se empequeñecen y aíslan al borde de la piscina. Lo mismo que las que no tienen pecho. Ni siquiera es discriminación, es un lavado de cerebro. Esto siempre ha existido, pero a estas alturas ya deberíamos haberlo superado hace tiempo.
Es hora de dejar de dar la lata a las jóvenes mamás con el cuerpo que tenían antes del embarazo y de comprender que, por un lado, tu cuerpo de madre puede ser diferente de tu cuerpo anterior, sin que por ello sea más feo, y, por otro, que el cuerpo perfecto es aquel con el que te sientes bien, y no el que los demás esperan de ti. Este tema me enfada en particular porque es cuestión de peso, pero también de estrías, por ejemplo, a las que hemos declarado feas por decreto, no se sabe por qué. No son ni feas ni bonitas, son como son.
Pedir a nuestras madres que sean algo que no son es enviar un mensaje terrible a nuestros hijos y, particularmente, a nuestras hijas.
En cualquier caso, pedir a nuestras madres que sean algo que no son es enviar un mensaje terrible a nuestros hijos y, particularmente, a nuestras hijas. Como dijo Naomi Wolf, "una cultura obsesionada con la delgadez femenina no está obsesionada con la belleza de las mujeres. Está obsesionada con la obediencia de estas".
Dicho esto, creo que las mamás fitness de Instagram también tienen razón: si es así como ellas se sienten bien, con los abdominales, nos parece bien. Sé que a ellas también las critican mucho. Siempre es igual, tenemos que admitir que no existe una norma y, a partir de ahí, todo el mundo tiene un cuerpo que está bien. Lo importante es que al final todo el mundo sea capaz de verse bien, ya sea con un cuerpo musculado o no.
Y habrás notado que he tenido cuidado con no abordar el aspecto "salud".
Hace poco leí un comentario en una página de Facebook que se atrevía a decir que las mujeres con curvas tienen graves problemas de salud. Este comentario me cabreó especialmente, ya que asociar un cuerpo con curvas a problemas de salud es como decir que todas las mujeres delgadas tienen problemas con la alimentación. Esto es falso y es violento, pero, además, aunque se cumpla en algunos casos, deberíamos tener una perspectiva indulgente y no juiciosa. Es la base, ¿no?
Me gustaría terminar mi artículo aquí, pero antes quiero compartir contigo una pequeña cuestión: yo, que soy la madre pletórica de una pequeña niña, escribo desde este prisma y, evidentemente, aspiro a que mi hija se sienta bien en su piel. Me pregunto cómo los padres de niños pequeños (chicos, no chicas) ven las dificultades que puede plantear el físico. Quiero decir que tengo la impresión de que esperamos menos de los hombres que de las mujeres en cuanto a lo de ajustarse a una norma (y, aparte, ¡no es una norma!), que toleramos con más benevolencia los kilos o las canas de ellos, por ejemplo. Me imagino que educamos a los chicos de otra forma en esta cuestión, cuando ni siquiera debería ser una cuestión... En fin, si quieres hablar sobre el tema, anímate en los comentarios.

"Una sociedad que no sea culta no puede ser libre" granadahoy.com

"Una sociedad que no sea culta no puede ser libre" JAVIER ALBIÑANA

En octubre inauguró una potente temporada llena de premios. ¿Su carrera está ya consolidada?
-Realmente no se consolida nunca, pero puedo decir que estoy en un buen momento. Son carreras de mucho recorrido. Yo tuve la suerte de empezar muy niña y ahora estoy recogiendo frutos de este calibre, algunos premios que suman alicientes a la trayectoria y dan estímulos para poder seguir trabajando duro en lo que creo, en mi caballo de batalla, la música española y andaluza, el descubrimiento de obras nuevas y las creaciones contemporáneas.
-Se ha especializado en la reivindicación de la música española, ¿hace falta que se mime más la creación más cercana?
-Sí, siempre. Y no solamente debemos defenderla, sino también enorgullecernos de ella. Ya es hora de quitarnos complejos, de romper esas barreras que nosotros mismos nos ponemos respecto a nuestro repertorio musical. En el extranjero nuestra música es más que valorada, es venerada. El maestro Rodrigo, el maestro Falla o Albéniz son grandísimos compositores que están al nivel de otros muchos primeros espadas y que estamos en el momento de reivindicarlos.
-¿Es más reconocida nuestra música fuera que dentro?
-Yo creo que sí, que más si cabe. Desde fuera se quita el estigma de lo local, de lo propio. A veces nosotros mismos tardamos en darle el valor que tiene. Cuando llegas con un premio, una crítica muy buena de algún concierto que has hecho fuera parece que aquí se tiene más en cuenta, algo que es ridículo, porque realmente ya debería de tener el valor en sí. Pero bueno, cada vez se va valorando más y se programa en los festivales.
-¿Qué nombres son imprescindibles para usted del repertorio español?
-Albéniz, Falla, que tiene poca obra pianística pero de un valor incalculable. Fue un músico revolucionario y transgresor, además de un pensador y un ideólogo que marcó a todos los que vinieron después. Para mí Falla es un punto y aparte. De esa escuela reivindico la obra de Ernesto Halffter, uno de los grandes discípulos de Falla. También el maestro Rodrigo, el que siempre reivindico e intento poner en pie su obra pianística que se conoce muy poco, y lógicamente a los grandes contemporáneos como Antón García Abril, que este año cumple 85 años. Joaquín Turina y Eduardo Ocón me interesan mucho porque sigo descubriendo obras nuevas. Estoy muy motivada con este repertorio.
-En la música culta, ¿cuesta abrirse camino?
-Es una carrera en la que hay una competencia alta y necesitas tener una voz propia, decir algo nuevo, tener un criterio propio. Se está poniendo en valor al figura del intérprete que además desarrolla un proyecto propio y lo lleva a cabo hasta el final y lo exporta. Eso del intérprete que sólo toca un concierto ya está un poco obsoleto.
-¿Y el ser mujer influye en esta ecuación?
-Sin duda. Se nota el machismo como en todos los campos de la vida. Seguimos siendo víctimas de esa desigualdad, aunque he de decir que no lo he sufrido. Pero sé que algunas artistas sí, lo cual supone tener que vencer un obstáculo más.
-¿El estudio, la investigación, cuánto ocupan en su mundo?
-Un músico no solamente se tiene que consagrar a su instrumento. También tiene que ser una persona culta y formada. Defiendo mucho la educación musical en el aula desde el principio, que haya más horas en el sistema oficial y la formación integral de un individuo, que la música forme pare del abanico cultural que un ser humano debe tener. En mi caso como pianista tienes que leer, documentarte, recibir información de muchos lados, dejarte ver, estar al día de lo que ocurre en tu país. No te puedes desligar de una sociedad tan inmediata y con tanta información.
-¿Cree que en esta sociedad la cultura pierde peso?
-La gente joven está muy preparada pero también convive un sector que vende imagen pero poco contenido. Hay que intentar trabajar más eso, sobre todo en los que se enganchan por primera vez a la cultura. Hay que potenciar la sensibilidad desde la base. Una sociedad que no sea culta no puede ser libre, no puede progresar.
-¿Falta público para la música clásica?
-Estamos aún faltos de que el público joven nos siga. Creo que hay que dar más variedad, tal vez, y un enganche mayor con el artista. Hay que dar ofertas que satisfagan a todo el público, encarrilar a los jóvenes que son el futuro y los echamos de menos en las salas.
-¿Hace falta programar más, llevar la música a la calle, abaratar precios?
-Tenemos que introducir la música clásica en la calle, en las bandas, en festivales. También el jazz, el flamenco, la fusión, que puede enganchar más. Y programar espectáculos gratuitos. La música clásica está muy encorsetada y necesita liberarse de esos clichés de clases. Hay que procurar que quepan todos.